4 elegantes diseños de gargantillas tejidas a crochet

Las gargantillas tejidas a crochet son productos con una gran elegancia, que aportan distinción y estética para cierto outfit, estos productos tienen una historia peculiar, vienen de la madre tierra, en África, en diversas partes del continente, los nativos las usaban y siguen usando con diferentes ideologías, que van desde la protección, hasta la belleza, ya que un ritos como los matrimonios, la novias se colocaban gargantillas y collares con fines ornamentales, las gargantillas tiene una historias peculiar, inclusive fueron hechas a modo de poderío, se dice que las mujeres de clase social alta, las usaban para recordar a las victimas pasadas a través de la guillotina, por ello, esta era de color rojo.

A pesar de su diversidad en simbolismos durante el paso del tiempo, la gargantilla siendo un accesorio imprescindible, por ello, es que en técnicas de tejido hay cientos de diseños que se pueden hacer fácilmente, hay gargantillas sutiles y delgadas, otras son más gruesas y con detalles asombrosos, para empezar a tejer una pieza de estas características, es necesario tener un patrón u plantilla que nos ayude a conocer el tipo de punto y la cantidad que se necesitan para ciertas medidas, hay hilos que suelen ser elásticos y funcionan para generar una comodidad adecuada, a continuación se ven algunos geniales diseños de gargantillas tejidas a crochet.

Primeros pasos para hacer una gargantilla tejida

Es recomendable que empieces a hacer estas gargantillas tejidas a crochet con un punto sencillo, se pueden lograr increíbles diseños, desde formar figuras a lograr texturas en relieve, uno de las más regulares son las figuras de flores que se crean fácilmente con unos cuantos puntos, debido a este tipo de obras, es que se necesita tener un patrón ya que es necesario que la pieza quede perfecta, recuerda que mientras más practica más fácil se hará con el tiempo hacer ciertos puntos e inclusive generar tus propios detalles y estilo.

Las medidas en los collares hechos a mano son determinantes, las gargantillas son especiales para cuellos largos y delgados, aunque existen cientos de obras que funcionan para todo tipo cuellos, las gargantillas se hacen parecidas a las pulseras, solo cambia la medida, una gargantilla estándar se inicia aproximadamente con trece cadenas, puedes aumentar o disminuir según sea el caso, puedes medir con otro collar que tengas a la mano para medir el tejido.

Detalles en gargantillas tejidas a crochet

Los detalles en estas piezas suelen ser esplendidos, en medio de ellas se pueden colocar piedras brillantes, cuentas, chaquira y si se busca la elegancia y alto costo, perlas, un bonito diseños se aprecia en el siguiente ejemplo, donde las piedras se encuentran en medio de la gargantilla, se pueden usar también en el borde inferior, una vez que se tiene la base en cadenas se comienzan a generar las filas, estos tejidos son rectangulares y se crecen fácilmente, obvio las instrucciones cambian con el diseño.

Además de gargantillas se hacen pulseras, collares colgados, diademas, anillos y aretes tejidos a crochet, la lana es uno de los hilos más recomendables, debido a su comodidad, la idea es que se tenga comodidad en el cuello, con un material que no raspe y sea cuidadoso con la piel, los colores de tu obra dependen de las combinaciones que requieras, no solo pueden ser para ti, son el regalo perfecto y porque no, para comenzar un negocio para obtener ingresos extras, todas los tejidos y accesorios mencionados con anterioridad se pueden hacer con muchos detalles.

Lo que se logra con los detalles son la originalidad del tejido, en el siguiente vínculo se observan más modelos de gargantillas y collares hechos bajo la técnica del ganchillo.